Muchas personas, ya sea por recomendación de sus dentistas o por pura costumbre, tienen el hábito de realizarse enjuagues bucales habitualmente. El enjuague es un producto líquido con el que hacer gárgaras tras el cepillado, que no se ingiere, y que tiene beneficios para nuestra salud bucodental. Es un antiséptico, un producto para combatir o prevenir padecimientos infecciosos destruyendo los microbios que los causan, con una vía de acción principalmente tópica.

Las patologías más frecuentes de la boca están causadas por los biofilms orales (halitosis, caries, periimplantiti, enfermedades periodontales, etc.). Por ello, los enjuagues bucales son una buena manera de prevenir la formación de estos biofilms.

La prevención de las enfermedades periodontales se basa en el uso de métodos mecánicos, como el cepillado manual, la seda dental, el cepillo interproximal o el cepillo eléctrico. Así, podemos controlar el biofilm, aunque hay una parte de la población para la que eso no es suficiente.

Ya sea por un uso inadecuado, falta de destreza manual, escaso tiempo de uso o no utilización de dispositivos de higiene oral interdentales, es posible que necesitemos un extra: los enjuagues bucales. Pero también el enjuague hay que utilizarlo de manera correcta: tras su uso –sin diluir-, no debemos ni enjuagarnos ni comer en treinta minutos, por lo que el mejor momento puede ser por la noche.

Tipos de enjuagues bucales y usos

No todos los enjuagues bucales son iguales. Los hay para controlar o reducir la halitosis, para actuar como agentes antibacterianos que reduzcan y prevengan contra la gingivitis o para interaccionar con la saliva y las proteínas de la mucosa y prevenir así la caries.

El uso para el que estén destinados dependerá, principalmente, de su composición. A nivel general, los colutorios están formados por agua, alcohol, agentes humectantes, agentes tensoactivos, saborizantes y agentes activos que varían de un enjuague a otro en función de la necesidad de cada paciente: antimicrobianos (clorhexidina, cetilpirdino, aceites esenciales), fluoruros (para reducir caries), etc.

Contraindicaciones de los enjuagues bucales

En función del principio activo del enjuague, algunos colutorios pueden tener efectos secundarios. Por ejemplo, la clorhexidina es un enjuague muy común para infecciones orofaríngeas peiodontales tras cirugía bucal eficaz frente a placa y gingivitis. Pero, pese a su eficacia, su uso continuado puede causar tinciones extrínsecas (con ciertas comidas y bebidas), alteración del sabor –pues está adsorbida en las papilas gustativas-, sequedad bucal o aumento de cálculo (la placa que haya tiende a mineralizarse).

Se recomienza hacer antes de ir a la cama para, tras el enjuague, no consumir alimentos que produzcan tinciones o agua que disminuya la adsorción. Los aceites esenciales, por su parte, tienen un 20% de alcohol, lo que los hace muy eficaces como inhibidores de placa y anti-placa. Pero, precisamente por ello, pueden producir quemazón o un amargor relacionado con el alcohol, por lo que para algunos casos es recomendable optar por enjuagues sin alcohol.

Muchos pacientes que pasan por Centros Odontológicos Romano nos preguntan si hay alguna diferencia entre un enjuague básico de supermercado y uno de calidad de un precio más elevado. En el mercado existen opciones de distintos niveles y una gran variedad de enjuagues, pero lo más importante es consultar con el dentista el enjuague que más nos puede beneficiar en función de la condición particular de nuestra boca.

En pacientes con altos niveles de caries será recomendable optar por enjuagues con flúor; cuando el problema sea periodontal, y haya bolsas muy profundas que dificultan el cepillado mecánico, podremos usar aceites esenciales como coadyuvante cetilpirdinio, etc.

Tu clinica dental en Alicante, San Vicente y San Juan.

©Romano2017

Dónde estamos

ALICANTE, Plaza Ruperto Chapí nº1 03002 (Alicante) 965 21 80 57

SAN VICENTE, Av. Ancha de Castelar nº77, local derecho, 03690 San Vicente del Raspeig (Alicante). 965 66 52 26

SAN JUAN, Av. la Rambla, 53, 03550 San Juan, Alicante TLF. 965 65 89 51

LEGAL

Contáctanos

Contáctanos por Email

(+34) 965 21 80 57

662 055 962

Diseñado y Desarrollado por ComunicAlicante

Pin It on Pinterest

Shares
Share This