¿Qué es el bruxismo? El bruxismo es uno de los problemas de salud bucodental más frecuentes. Supone el hábito inconsciente, diurno, nocturno o ambos, de rechinar o apretar los dientes y muelas arcada contra arcada (la superior contra la inferior). Esto genera un desgaste en la superficie del esmalte, e incluso puede llegar a provocar contracturas musculares de todo el aparato estomatognático (musculatura de cara y cuello) y mucho dolor a quien lo sufre.

¿Qué problemas surgen con el bruxismo?

A nivel dentario, además de desgastar el esmalte, el bruxismo puede desgastar en grados más avanzados la dentina (la segunda capa), en la cual aparecen terminaciones nerviosas de la pulpa. Estas terminaciones nerviosas pueden reaccionar con hipersensibilidad y molestias a los cambios térmicos que se producen en la boca (alimentos o bebidas muy fríos/calientes) o a los alimentos dulces, provocando dolor.

A nivel muscular, las cervicales pueden sufrir, además de provocar dolor de oído, de la ATM (articulación temporo mandibular), migrañas y dolor de cabeza, que pueden llegar a volverse crónicos y prácticamente no tener cura en grados más avanzados de bruxismo.

¿Cómo debemos tratar el bruxismo?

En el día a día, utilizar una férula de descarga tipo Michigan puede ayudar a paliar los efectos negativos del bruxismo. Mediante unos moldes obtenidos de la boca del paciente, el laboratorio de prótesis dental fabrica un aparato llamado férula de descarga, cuyo material es una resina dura capaz de recoger y disipar las fuerzas generadas en el bruxismo, que son mucho más potentes que las que hacemos al masticar o querer cortar algo con fuerza, lo cual supone un gran alivio para los síntomas.

Férulas de descarga

El uso de las férulas de descarga puede aliviar los síntomas, pero no por ello evitará la retracción de encías que provoca el bruxismo. Es un problema derivado que deberá tratarse de forma independiente, pero al que muchos pacientes que bruxan se enfrentan a medio plazo.

Si estas férulas de descarga se utilizan todas las noches, y en los momentos del día en los que quien sufra este mal se encuentre bruxando, son una solución definitiva. Además, puede seguirse un tratamiento con AINES: antiinflamatorios cada ocho horas durante los días fuertes de dolor, e incluso recurrir a relajantes musculares (siempre bajo prescripción en alguno de nuestros centros) si con la primera fórmula no es suficiente.

También es posible recurrir a fisioterapeutas especializados en ATM para seguir unos ejercicios pautados en tiempo y repetición por ellos. Siguiendo sus consejos, los síntomas pueden mejorar considerablemente a nivel muscular.

Desde Centros Odontológicos Romano realizamos recomendamos que ante el mínimo síntoma descrito con anterioridad acudas a la revisión con un profesional que evalúe tu caso y haga un diagnóstico del mismo.

 

Tu clinica dental en Alicante, San Vicente y San Juan.

©Romano2019

Dónde estamos

ALICANTE, Plaza Ruperto Chapí nº1 03002 (Alicante) 965 21 80 57

SAN VICENTE, Av. Ancha de Castelar nº77, local derecho, 03690 San Vicente del Raspeig (Alicante). 965 66 52 26

SAN JUAN, C/ Mosén Pedro Mena, 12 Sant Joan d’Alacant (Alicante) TLF. 965 65 89 51

LEGAL

Contáctanos

Contáctanos por Email

(+34) 965 21 80 57

662 055 962

Diseñado y Desarrollado por ComunicAlicante

Pin It on Pinterest

Shares
Share This