Muchos pacientes acuden a nuestra consulta para rehabilitarse la parte posterior del maxilar debido a la pérdida de dientes. Es una problemática relativamente frecuente en la que la principal dificultad que encontramos en muchas ocasiones es la falta de altura ósea para la colocación de implantes dentales por la presencia de los senos maxilares. Los senos maxilares son dos cavidades situadas en el maxilar superior, debajo de las órbitas oculares, a cada lado de las fosas nasales. Y, para estos casos, la elevación de seno maxilar es el tratamiento a seguir.

La principal cuestión es a qué se puede deber la necesidad de dicha cirugía: es frecuente recurrir a ella en pacientes que han perdido alguna pieza dental y han tardado mucho tiempo en reponerla. También guarda relación con la oclusión del paciente, ya que en las zonas óseas donde falten dientes, el hueso se reabsorbe a mayor velocidad, debido a la falta de estímulo que provoca el diente en el hueso. Por ese motivo, los dentistas recomendamos no posponer los tratamientos que se puedan realizar en su momento.

¿Qué es la elevación de seno maxilar?

La elevación de seno maxilar es una técnica que se lleva a cabo en pacientes que no cuentan con suficiente volumen y altura ósea en la parte posterior del maxilar para, así, poder ser tratados con implantes dentales. Esta técnica posibilita la reposición de piezas dentales en personas que, de otra manera, no podrían someterse a una cirugía de implantes.

En este tipo de tratamientos, es importante cumplir con los pasos a seguir. En primer lugar se realiza un estudio del caso. Es necesario hacer un buen diagnóstico, realizando una historia clínica detallada del paciente y un CBCT que nos informe de la anchura, altura y calidad del hueso, además de facilitarnos el estado del seno maxilar.

Existen dos tipos de elevación de seno maxilar, la abierta y la cerrada:

Elevación de seno abierta. Se realiza en pacientes con una altura ósea maxilar residual de 5mm o menos. Se accede al seno a través de una ventana ósea, se despega la membrana sinusal elevándola y, acto seguido, se coloca un injerto óseo. El injerto está compuesto fundamentalmente de hidroxiapatita de calcio, y es completamente biocompatible y biodegradable, por lo que no genera problemas de incompatibilidad en el organismo.

Posteriormente, se realiza la colocación del implante si existe suficiente hueso remanente (4 o 5mm). En los casos en los que no se puede colocar en el mismo acto quirúrgico, se debe esperar seis meses para su colocación.

Elevación de seno cerrada. Se realiza en pacientes con una altura ósea maxilar remanente de más de 5 milímetros. En esta técnica se aprovecha la misma abertura que se realiza para la colocación de los implantes. Se lleva a cabo mediante unos instrumentos quirúrgicos, llamados osteotomos, que empujan el suelo sinusal, elevándolo junto con la membrana. Se rellena la abertura con hueso artificial y se procede a la colocación del implante.

Tiempo de recuperación y postoperatorio

El postoperatorio normal de una elevación de seno maxilar no tiene por qué ser doloroso. Suele cursar con un hematoma o una inflamación notable de la zona intervenida. El pico máximo de hinchazón se produce a las 48 horas, y lo habitual es que todos los síntomas hayan desaparecido por completo en un plazo de 7 a 10 días.

Para disminuir las posibles molestias, es necesario seguir las pautas marcadas por el cirujano. Estas son algunas de las recomendaciones:

  • Durante las primeras 24 horas realizar un cepillado cuidadoso, evitando la zona intervenida.
  • No enjuagarse hasta 24 horas después de la cirugía.
  • Tener una dieta blanda y fría durante el primer día.
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  • No realizar ejercicio intenso ni grandes esfuerzos durante el día.
  • Aplicar hielo en la zona intervenida las horas siguientes a la cirugía.
  • Seguir rigurosamente la medicación pautada por el dentista.

Es muy importante, no solo en la elevación de seno maxilar sino en todos los tratamientos dentales, que sigas los consejos de tu dentista y acudas a las revisiones para ver la evolución del tratamiento y controlar que todo funcione correctamente. En Centros Odontológicos Romano estamos siempre disponibles para ayudarte.

Artículo escrito por la doctora Ana Giner, dentista en Centros Odontológicos Romano.

Tu clinica dental en Alicante, San Vicente y San Juan.

©Romano2019

Dónde estamos

ALICANTE, Plaza Ruperto Chapí nº1 03002 (Alicante) 965 21 80 57

SAN VICENTE, Av. Ancha de Castelar nº77, local derecho, 03690 San Vicente del Raspeig (Alicante). 965 66 52 26

SAN JUAN, C/ Mosén Pedro Mena, 12 Sant Joan d’Alacant (Alicante) TLF. 965 65 89 51

LEGAL

Contáctanos

Contáctanos por Email

(+34) 965 21 80 57

662 055 962

Diseñado y Desarrollado por ComunicAlicante

Pin It on Pinterest

Shares
Share This