Lavarse los dientes es un ejercicio infravalorado. Ese acto rutinario que realizamos (o deberíamos realizar) al menos tres veces al día, tras las comidas principales, tiene una importancia mucho más allá de la estética y la salud de nuestra boca. La higiene dental afecta a la salud general: hay una relación directa entre los cepillados y el estado de salud global, y diversos estudios han determinado que algunas enfermedades con una importante repercusión en el organismo tienen sus inicios en la boca.

En la cavidad oral se concentran infinidad de bacterias, tanto buenas como malas. Las bacterias malas son las que producen la caries, así como enfermedades periodontales en las encías y otras que desarrollan enfermedades sistémicas que afectan a la salud en general, como por ejemplo la diabetes.

Mantener un buen control de la higiene bucal, realizando los tres cepillados necesarios al día, puede ayudar a mantener bajo control estas colonias de bacterias, que tantos desórdenes provocan en el organismo. Es fundamental ser conscientes de que todo parte de este aspecto tan básico y fundamental que es la higiene, y cumplir con las visitas de mantenimiento a nuestros centros odontológicos de referencia puede ser de gran ayuda.

La higiene dental afecta a la salud no solo de la boca

No lavarse los dientes supone un riesgo. Día a día vemos claros ejemplos en nuestras clínicas: por culpa de no tener una higiene dental adecuada aparecen infecciones en las encías y en el hueso que soporta las piezas dentales, provocando la pérdida y caída de los dientes afectados. Si a este proceso no se le pone remedio, perfectamente puede pasar al sistema circulatorio y afectar a otros órganos del cuerpo humano.

La higiene dental afecta a la salud de tal forma que no es extraño que aparezcan problemas cardiovasculares o de diabetes en pacientes que descuidan su boca: la importancia de un hábito tan simple como es el cepillado se entiende viendo hasta qué punto puede afectar a nuestra salud global.

Pero, ¿qué implica dejar de cepillarse los dientes? Entre otras cosas:

  • La mala higiene produce la acumulación de placa bacteriana en los dientes.
  • Esa acumulación da pie a las caries.
  • La gran cantidad de bacterias descontroladas pueden llegar a pasar al torrente sanguíneo.
  • Puede afectar a la pérdida de tono de las fibras musculares, dando pie a una mayor fatiga y riesgo de lesiones musculares, tendinosas y desgarros.

Además, no cuidar adecuadamente la higiene dental puede ser el punto de partida para sufrir problemas gástricos y difestivos, lo que dificulta la ingesta de alimentos y hace más complicada la digestión.

Estudios que demuestran que la higiene dental afecta a la salud

La insistencia en el meticuloso cuidado de la higiene dental no es una manía gratuita de los dentistas ni de los padres y madres de niños pequeños. Distintos estudios científicos han demostrado a lo largo del tiempo lo fundamental del cepillado dental para la salud global de las personas, y no únicamente para su cavidad oral ni, por supuesto, su estética.

Este estudio realizado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria cuenta lo vital que es la higiene en pacientes embarazadas, ya que como suele decirse informalmente “todo pasa al bebé“. Según se cuenta en el documento académico, es de gran importancia que aquellas pacientes que se encuentren en fase de gestación acudan a realizarse limpiezas cada tres meses.

En esta segunda investigación científica se destaca la importancia de conciencias a los más pequeños de la casa acerca del cepillado y de cómo la higiene dental afecta a la salud general. La higiene es, en definitiva, la mejor prevención contra esos males, de ahí que tanto los autores de este estudio como los expertos odontólogos de Centros Odontológicos Romano coincidan en señalar que educar a los hijos en la importancia de la higiene personal y dental es una obligación.

Higiene bucodental: la falta de tiempo no es una excusa

Pese a que en la sociedad actual todo va a una velocidad pasmosa y la falta de tiempo es una excusa universal para cualquier falta o carencia, el cepillado dental no puede saltarse. La higiene dental afecta a la salud, y eso es algo serio, por lo que sacar dos minutos tres veces al día para prevenir enfermedades parece un precio asequible para evitar unas consecuencias que pueden mantenerse a raya con un hábito tan sencillo.

Leer más sobre—> ¿Cómo cuidar mis dientes cuando estoy fuera de casa?

Es vital, en estos casos, abogar por el sentido común. Ante cualquier molestia o duda la mejor respuesta la tendrá siempre un odontólogo experto. Y, cómo no, al igual que debemos mantener las rutinas con el cepillado, debemos revisar de manera periódica el estado de la boca y seguir los consejos y recomendaciones de nuestro dentista para mejorar nuestra calidad de vida.

No esperes más y visita nuestras Clínicas Dentales en Alicante, San Juan y San Vicente.

Los lectores han llegado a este artículo buscando:

Tu clinica dental en Alicante, San Vicente y San Juan.

©Romano2019

Dónde estamos

ALICANTE, Plaza Ruperto Chapí nº1 03002 (Alicante) 965 21 80 57

SAN VICENTE, Av. Ancha de Castelar nº77, local derecho, 03690 San Vicente del Raspeig (Alicante). 965 66 52 26

SAN JUAN, C/ Mosén Pedro Mena, 12 Sant Joan d’Alacant (Alicante) TLF. 965 65 89 51

LEGAL

Contáctanos

Contáctanos por Email

(+34) 965 21 80 57

662 055 962

Diseñado y Desarrollado por ComunicAlicante

Pin It on Pinterest

Shares
Share This